La lucha antiblobalización y el proteccionismo de los líderes sindicales, entre ellos los de los estibadores holandeses, converge hacia la cuestión de gravar impositivamente los robots. Una lucha sin sentido contra la robótica y la AI

Mucho se está hablando sobre la tributación de los robots a la seguridad social. Ya lo tratábamos en IT Think Site en el artículo ¿Deben los robots pagar impuestos?. Hoy precisamente, leyendo este otro artículo en un periódico nacional, se planteaba esta misma cuestión en el marco del apoyo de ciertas masas sociales a Geert Wilders por sus propuestas encaminadas a activar en Holanda un proceso de salida de la UE que proteja sus empleos de los problemas que trae la globalización. ¡Como si la globalización fuese el problema! ¡O la robótica y la AI!

Uno de los colectivos de los que Wilders está recibiendo más apoyo es el de los estibadores. El líder sindical del mayor sindicato del gremio en Holanda se hacía la siguiente pregunta “¿Esos robots van a pagar impuestos?”

Misma cuestión desde mucho ámbitos distintos y desde muy diversas perspectivas. Es probable que en breve veamos medidas para paliar las cuentas deficitarias de los estados en materia de seguridad social gravando la implantación de robots e inteligencia artificial en vez de los beneficios empresariales. ¿Es ese un buen camino? Ya lo veremos.