La Administración Pública no tiene, en sentido estricto, diferentes necesidades que el resto de organizaciones para acometer una digitalización profunda. Tiene un contexto diferente que hace que abordarla requiera otros medios de contratación, inversión, implantación, etc. En definitiva otra estrategia, adaptada a la idiosincrasia de una servidumbre pública, pero sin diferencia en cuanto a los objetivos.


Un ejemplo. ¿No es aplicable este fragmento del artículo de Lucia Escapa Castro a cualquiera de nuestras empresas? ¿o nuestros clientes?

“La transformación digital comienza por las personas: se trata de utilizar la tecnología como posibilitadora de nuevos servicios, habilitadora de mejores formas de ofrecer los existentes, aceleradora de cambios en la manera de trabajar y colaborar y, por último, soporte para conectar servicios, información, ciudadanos, empresas y administración de manera transparente, escalable, segura y generadora de valor económico”

Aquí os dejo el link al artículo completo de Lucía Escapa, sobre su propuesta de “decálogo TIC para futuros altos cargos políticos”